jueves, 14 de abril de 2011

PALABRAS DE DÉLFOR EN LA LEGISLATURA.

Hace muchos años, durante una época muy oscura de nuestra joven nación, un programa llamado “La Revista Dislocada” fue borrado de la televisión Nacional en uno de sus mejores momentos, casi con 40 puntos de rating, fue levantado, así, sin más. De un día para el otro alguien decidió que dicho programa y su autor no eran convenientes para el proceso de reorganización Nacional.


Hace muchos años, durante una época muy oscura de nuestra joven Nación, me entrevisté con una persona vestida de militar, con gesto adusto y esa actitud que detentan a veces aquellos que tienen el poder, esta persona me sugirió, me sugirió, digamos, entrecomillas sugirió, que para que La Revista Dislocada pudiera volver, tendría que aceptar algunos pequeños cambios, obviamente, también tenemos que entrecomillar “pequeños”. Cuando escuchó mi negativa, este Capitán de la Marina me preguntó si podía hacer algo más por mi, y le dije que si, que yo tenía un hermano que no tenía trabajo, a lo que el Capitán contestó: “¿Pero cómo no…de qué le gustaría a su hermano trabajar?”, y yo, con la impulsividad que me caracterizaba, tal vez haciendo un mal balance de los peligros que corría le contesté: “De Capitán de la Marina”. En fin, era mi deber ponerle el toque característico de humor a esta maldición que había caído sobre mi creación, sobre mi y sobre mi familia.

Hace muchos años, durante una época muy oscura de nuestra joven Nación, un Comisario amigo me encontró en plena calle Florida y desesperado me tomó del brazo y me subió a un taxi diciéndome: “¡¿Pero vos estás loco?, no te podés exponer así en público, vas a ser boleta!, andáte a tu casa, y si podés irte del país andáte y llevate a tu familia”.

Hace muchos años, durante una época muy oscura de nuestra joven Nación, mis nietos se acostaron a dormir tranquilamente una noche, en sus camas, en su país, y abrieron los ojos por la mañana, en un país extraño, a muchos kilómetros, para empezar nuestras vidas de cero.

Hoy, en esta época, gracias a esta Legislatura, puedo en vida, recuperar la fe suficiente como para decirle a mis BISNIETOS que no van a tener que pasar todo eso por lo que pasamos nosotros, hace muchos años, durante una época muy oscura de nuestra Nación.

Le quiero dedicar esta Ciudadanía ilustre, a todos aquellos que como yo, fueron prohibidos y exiliados durante la Dictadura.

Muchas gracias Diputada Rocío Sánchez Andía, Coalición Cívica y Legislatura toda.